Tubos de ensayo

El tubo de ensayo es un recipiente de vidrio que consiste en un pequeño tubo cilíndrico de vidrio con un extremo abierto y el otro cerrado y redondeado, que se utiliza en los laboratorios para contener pequeñas muestras líquidas o sólidas, aunque pueden tener distintas fases, como realizar reacciones químicas,  en pequeña escala. Entre ellos está el exponer a temperatura el mismo contenedor. Se guardan o se colocan en un instrumento de laboratorio llamado gradilla. Los tubos de ensayo están disponibles en una multitud de tamaños, comúnmente de 1 a 2 cm de ancho y de 5 a 20 cm de largo.

Estos tubos son de material refractario, esto quiere decir que resisten altas temperaturas para hacer pruebas en laboratorio como hornos de secado, centrifugas etc.

 

Productos Relacionados