La cámara de aspiración está separada herméticamente de la cámara de accionamiento por una membrana. El alto rendimiento se alcanza gracias a un gran volumen de la cámara de aspiración con un espacio muerto mínimo. La extremadamente larga vida útil de las membranas esta asegurada gracias a las membranas dobles FPM altamente flexibles con tejido de refuerzo. Las bombas operan absolutamente exentas de aceite y no tienen piezas deslizantes en el lado de los medios, por tanto, en el funcionamiento normal están completamente libres de fricción. Consecuentemente, las impurezas en el lado del vacío debidas a partículas, como las que es frecuente encontrar en las bombas de pistón o de tipo Scroll, están prácticamente excluidas