La resistencia mecánica y química tanto a los ácidos como a los álcalis es excelente, así como a los cambios de temperatura, que los soporta sin roturas, explosiones ni deformaciones.


En condiciones normales de trabajo las piezas de porcelana esmaltada soportan temperaturas de 1.050 ºC, y sin esmaltar soportan hasta 1.350 ºC.

Cápsulas
Crisoles
Cucharas y Espátulas
Embudos Buchner
Morteros
Navecillas
Placas para tinción
Placas para Desecadores
Pistilos
Triangulos

 

Ver catálogo de productos JIPO